CÓMO CREAR HÁBITOS FINANCIEROS

Published by Maria T on

Resulta que te diste cuenta de que estabas gastando mucho y decidiste dejar de gastar. Te creaste un presupuesto y has establecido el firme propósito de no gastar en tonterías de ahora en adelante. Cinco días después saliste con tus amigas, fueron al centro comercial y te compraste algo que no necesitabas. Como ya estropeaste tu presupuesto, ¡que más! Seguiste gastando.

 

Después vuelve y te entra el remordimiento y juras te prometes a ti misma que ahora si vas a mantener tu presupuesto, pero el decirlo es como una maldición porque vuelves y caes.

 

Y así pasa también con las dietas, las ganas de hacer ejercicio y estudiar. Tomamos impulso, arrancamos pero caemos pronto.

 

Crear hábitos puede ser muy retador pero hay maneras de empezar a modificar nuestra conducta de manera tal que seamos capaces de mantener nuestra disciplina por lo menos hasta fin de mes.

 

A la hora de establecer mejores hábitos, no sólo financieros sino en general, es clave tener una motivación clara, no hacerlos por hacerlos o porque alguien más lo hace.

 

Por qué fallamos

Todos nuestros hábitos han sido adquiridos a lo largo de nuestra vida y son el producto de nuestras experiencias (buenas o malas), de nuestro entorno familiar, amigos y las expectativas sociales.

 

Algunos los aprendimos de nuestra familia. Por ejemplo, yo tengo el hábito de escribir y presupuestar mis gastos porque mi papá también lo hace, aunque nunca explícitamente me lo enseño. Me gusta ser organizada con mis cosas porque mi mamá es algo desordenada, así que me tocaba organizar por ella.

 

El tener que trabajar temprano en la mañana me dejo el hábito de despertarme a las 5.30 de la mañana tenga o no tenga que trabajar, por lo que aprovecho para hacer más cosas durante el día.

 

Pero aprender a hacer ejercicio todos los días fue algo que me costó algo de trabajo. Hacia el propósito con mis amigas de ir al gimnasio, íbamos dos días y no aparecíamos más. Entonces planeábamos ejercicio en casa, pero a veces estábamos tan cansadas de trabajar que si alguna decía “hoy tengo pereza” la otra la apoyaba incondicionalmente. ¡Esas son buenas amigas! Jajaja

 

Cuando sentí que lo que hacía al llegar a casa, después del trabajo, era acostarme en la cama a dormir y ver tv de 4 a 9 dije, “¡esto no puede seguir así!”. Me sentía lenta y pesada a pesar de ser delegada, así que tome acción. Recordé que años antes hacia una hora de yoga a la semana y me di cuenta que el gimnasio y los abdominales no eran para mí. Yo quería hacer yoga contorsionarme y parame en la cabeza. Busqué un app para hacer ejercicio y empecé con diez minutos diarios cuatro veces   a la semana. En seis meses ya hacia media hora y me sentía super bien. No solo por volver a sentirme con energía y liviana, sino porque había sido capaz de adquirir un hábito.

 

¿Que sucedió aquí para ponerlo todo en marcha?  Primero empecé pequeño. Diez minutos de ejercicio al día. A veces menos, pero hacer un poco es mejor que no hacer nada, ¿no lo crees? Registré mis avances: la app que uso registra cuando hago y no hago ejercicio. Busqué una figura a copiar: en mi app había una mujer que tiene el super cuerpo y diseña rutinas, por lo que empecé a hacer lo que ella hacía. Copiarse, en el buen sentido de la palabra, es una de las mejores que cosas que puedes hacer porque repites el plan que le funciona a alguien más, ¡es economía mental!

 

Lo mejor es que sentirme capaz de hacer esto me ha ayudado a forjar otros hábitos: seguirme levantándome temprano así no tenga que trabajar, dejar de ver tv, escribir este blog y leer más libros al año.

 

Mis hábitos financieros han mejorado porque, a pesar de ser organizada con mi dinero, tenía una mentalidad negativa a cerca del dinero, dejé de comprar en promociones o segundasos y me volví más selectiva en la manera de gastar mi dinero. Tú también puedes hacerlo, ya te cuento como;)

 

 

Como crear nuevos hábitos

Crear nuevos hábitos es un gran reto que debería ser emocionante pero se turna frustrante en ocasiones. Hay varios aspectos que debes tener en cuenta y ante todo una mentalidad abierta y positiva. Si piensas negativo de ti mismo, nunca podrás construir hábitos positivos.

 

Ten intenciones claras

Creo que la mayoría de las veces nuestras intenciones de cambio no se hacen realidad porque no tenemos una motivación fuerte que nos empuje a seguir adelante.  Es como en las pelis cuando una mamá se encuentra en una situación de vida o muerte y piensan en sus hijos. Su instinto de supervivencia y su amor por sus hijos  la hacen capaz de sobreponerse a cualquier tragedia.

 

Lo mismo nos pasa en la vida real. Si no tenemos un donde al cual llegar nos quedamos estancados, ni podemos arrancar. Pregúntate ¿Cuál es tu motivo para reducir tus gastos? No es solo que te sobre más dinero, va más allá. Es la seguridad económica y la tranquilidad que te puede brindar tener más dinero en tu bolsillo.

 

Saca tu niño interior y pregúntate ¿Por qué quiero reducir mis gastos? ¿Para qué deseo ahorrar? ¿Por qué quieres salir de deudas rápido? Cuando tengas la primera respuesta, vuelve y pregúntate por qué, y cuando tengas la respuesta pregunta y por qué.

 

Yo por ejemplo tengo muy claro que deseo ser independiente ¿por qué? Porque quiero sentirme dueña de mi tiempo, poder viajar cuando quiera, salir a comer cuando se me antoje, no trabajar un miércoles si deseo hacer algo más divertido.

 

Tu motivo quizás sea darle una mejor educación  tus hijos, sentirte tranquila porque sabes que tienes dinero suficiente para el futuro, viajar alrededor del mundo….

 

Muchas personas me escriben preguntándome como hacen para controlar su dinero  y les pido que hagan este ejercicio: que tengan claro para que quieren dinero y eso hará más fácil mantener sus acciones.  

 

 

como controlar gastos

 

Comienza pequeño

 

A veces sobre pasamos nuestro propio optimismo. Queremos lograr mucho con poco esfuerzo, así que hagamos poco al principio y vamos escalando de a poco, como mis diez minutos diarios de ejercicio.

 

Si deseas empezar a gastar menos, por ejemplo, establece metas para la semana, organiza tu dinero y tu tiempo para no gastar solo por esta semana y ve día a día. No hagas un recorte drástico, de una, porque sentirás que te estas castigando a ti mismo.  Si deseas comenzar a ahorrar, comienza automatizando tu cuenta para que tu ahorro se descuente mensualmente de tu cuenta. Puedes empezar con poco, lo importante es comenzar. Y lo mismo con las deudas, añade un poquito más, un extra, a tu deuda para apurar su pago.

 

Recuerda, pequeños pasos que, a medida que vaya pasando el tiempo, iras aumentando.

 

Crear en vez de eliminar

Cuando creamos hábitos tendemos a eliminar en vez de crear. Esto hace el proceso más difícil porque pensamos que estamos quitando algo que nos gusta en vez de incorporar algo que nos va ayudar. Por eso, en vez de decir voy a recortar, eliminar gastos, piensa en que gastos te hacen feliz de verdad y cuales puedes obviar porque no son tan importantes para ti.

 

Pregúntate cuál ha sido la mejor compra que has hecho. Qué fue lo mejor de ella y cual fue ese resultado maravillo que obtuviste: paz, tranquilidad, la sensación de libertad. Busca la experiencia, no el objeto. Por ejemplo, tu mejor compra fue tu auto. Lo fue porque te hace más corto el trayecto al trabajo y te sobra tiempo en la noche para estar con tu familia. Fue la mejor compra, no por el auto cero kilómetros, sino porque compraste tiempo con tus familia.

 

El truco está en gastar lo que nos hace felices de verdad no en tener lo que tienen los demás.

 

Planea

Una vez tengas claro porque deseas forjar tu hábito financiero, establece un plan para lograrlo. ¿Qué debes hacer ya?¿Qué tienes que hacer cada día? ¿Cada cuánto debes hacerlo? ¿Cuáles son los pasos para hacerlo?

 

Yo siempre lo digo, el éxito financiero se reduce a organización y planeación. Eso es lo que debes hacer en vez de estar quejándote de tu situación económica.

 

En cuestión de finanzas empieza con tu presupuesto, aquí te dejo las herramientas para comenzar:

4 PASOS PARA ORDENAR Y MANEJAR TUS GASTOS

COMO ESTABLECER PRIORIDADES FINANCIERAS

PORQUE FALLA TU PRESUPUESTO Y COMO MEJORARLO

 

Tenlo escrito

A mí me encanta escribir y tenerlo todo escrito. Hago listas para todo y escribo lo que tengo que hacer además porque tengo memoria visual, si alguien me dice algo se me olvida, pero si lo escribo lo recuerdo.

Y aunque antes no era tan organizada como lo soy ahora, si escribía lo que deseaba hacer. Parece como magia pero creo que es el poder de recordación que te mantiene firme para lograr tus metas.

 

Escribir mis metas me ayudo a viajar a Australia y vivir allí por dos años, conocer la muralla china, saltar en paracaídas y pagar mi primera casa en menos de cinco años.

 

Cuando tengo un problema, me siento confundida o necesito aclarar lo que sea, saco una hoja grande y hago un mapa mental de todo. Eso me permite ver la situación de una manera global y encontrar patrones o soluciones.

 

Lo mismo pasa con los gastos por ejemplo, cuando los escribes todos te das cuenta a donde está yendo tu dinero y es entonces cuando puedes decidir qué hacer con él.

 

Escribe entonces tus objetivos y el plan de hábitos para alcanzarlos, mantén esta hoja o cuaderno a tu alcance, en la mesa de noche (o donde sea de fácil recordación para ti)  y revísalos cada día antes de dormir y al levantarte. Eso le dirá a tu mente que debe hacer y pensar hoy.

 

 

Realiza un hábito al tiempo

No te pongas a hacer muchas cosas a la vez porque si fallas en una sentirás que fallaste en todo. Financieramente hablando comienza escribiendo tus gastos por una semana, cuando los tengas analízalos. Crea tu presupuesto después y las estrategias para mantenerlo.

 

Ya sabes que el que mucho abarca poco aprieta. Empieza de a poco pero firme y seguro.

 

 

Hazlos cuando te sientas animado y relaciónalo con otros hábitos

Hay hábitos que ya tenemos creados tan sencillos como lavarnos los dientes o cenar a cierta hora. Planea los gastos de la semana en tu día favorito, donde no te sientes tan cansado del trabajo. Por ejemplo antes de cenar. La sensación una buena cena estará ligada a tu nuevo hábito de programar la semana.  O después de hacer tu presupuesto come algo que te guste, un chocolate, este hábito estará asociado a otro de manera positiva.

 

Busca ese momento donde te sientes relajado y positivo y con ánimo de hacerlo. No lo hagas un viernes en la noche cuando tienes acumulado el cansancio de toda la semana laboral.

 

 

 

Prevé posibles obstáculos

Seguro te vas a encontrar con uno que otra piedra en el zapato. Puedes ser tú mismo creyendo que no eres capaz, algún conociendo diciéndote que no eres capaz de hacerlo o animándote a hacer lo contrario. No importa si estás preparado.

 

Haz una lista de los posibles obstáculos que te puedan salir en el camino y ten un plan de contingencia listo. Por ejemplo si has dedicado no ir al centro comercial y evitar gastar pero tus amigas te invitan, ve sin dinero o crea un plan alternativo al que ella no pueda decir no.

 

 

Créalo basado en una prioridad

En la vida siempre habrá algo más urgente o importante que hacer. ¿Qué es más importante: el vestido divino que le viste a tu actriz favorita o la pensión del colegio de tu hijo? Hay que saber y entender cuando un gasto es una prioridad. Una prioridad puede ser una urgencia o algo importante y varian de acuerdo a cada persona. Quizás tienes ahorros y una deuda. Para ti pagar esa deuda no es una prioridad porque tiene un bajo interés y la cuota es baja, pero si lo es invertir esos ahorros en una especialización ya que puedes obtener un aumento de sueldo.

 

Revisa tus prioridades, analiza que gastos son importantes para ti, ordénalos de acuerdo a su importancia y toma decisiones basado en tu lista prioritaria.

 

No le temas decir no a algo que vaya en contra de tu lista. Decidir siempre implicará renunciar a algo y hay cosas a las que vale la pena renunciar porque el resultado es más satisfactorio.

 

 

Como mantener tus hábitos

 

Escríbelos en tu calendario

Yo digo que el dinero se maneja como el tiempo, sino lo pones en tú agenda no podrás controlarlo. Ten un calendario grande y escribe lo que debes hacer cada día. Programa tus gastos desde principios de mes y revisa lo que debes gastar en la semana. Recuerda agendar también aquellos gastos que te hacen feliz.

 

 

Mantén pensamientos positivos

Los pensamientos negativos no sirven de nada, bueno, te pueden ayudar a ver los posibles obstáculos que tengas. Pero piensa y habla de una manera segura y optimista sobre tus decisiones y pensamientos. Eso te dará más energía para continuar con tus nuevos hábitos, si te dices que no eres capaz, nunca lo lograrás. Piensa en una situación que te hace orgulloso, alguna dificultad que hayas tenido y superado. Piensa, si fuiste capaz de solucionar eso, puedes solucionar cualquier cosa.

 

Pide apoyo a alguien

Es bueno tener una voz amiga cuando sentimos decaer. Busca alguien de tu confianza, con quien te sientas apoyado y coméntale tus planes y nuevos hábitos. Si te sientes vencido, sin ánimo, esa persona será de ayuda para ti. También puedes buscar grupos de Facebook donde personas como tu estén buscando hacer cambios en su vida.

 

Que hábitos financieros debes mantener

 

Presupuesta

Crear tu plan de gastos es primordial. Realiza tu presupuesto a principio de año y velo acomodando a los gastos del mes. Saber a dónde va tu dinero es clave y tú tienes el poder de decidir hacia donde va.

 

Planea el año, el mes, semana

A principio de año hago mi presupuesto y tengo en cuenta todo lo que debo pagar, establezco una meta de ahorro de acuerdo a mis objetivos y organizo mi cuenta de banco para que funcione en pro de mis ahorros.

 

Planear el día en la noche

Me encanta hacer esto. En una hoja pequeña escribo lo que voy a hacer al día siguiente así que ya sé qué debo hacer al levantarme en vez de dar vueltas en la cama y andar de un lado para otro al comienzo del día. Planea hacer cosas a diferentes a salir de compras o ver el Windows shopping. Planea mejor, una salida al parque, una buena peli en Netflix  o una charla con alguien que no has visto en mucho tiempo. Desplaza tus hábitos consumistas por hábitos más sociales y más significativos para ti.

 

Ten un diario

Yo no creía mucho en los diarios hasta que comencé uno. No se trata de relatar que hiciste en el día. En mi diario tengo escrita mi visión de vida, como deseo estar en un año y en tres años. Lo leo frecuentemente y me ayuda a estar motivada. Cada mañana escribo cual es mi meta para día, ser menos acelerada o más estricta con mi horario. También doy gracias por lo mejor del día. La gratitud es el primer paso para la abundancia. Normalmente nos quejamos de lo que no tenemos, pero no nos damos cuenta de todo lo que de verdad poseemos.

 

Pregúntate si es una necesidad o un capricho antes de comprar

Antes de comprar revisa tu lista de prioridades y pregúntate si es algo que de verdad vale la pena dentro de tu vida o un capricho del momento. Toma tu tiempo para comprar y deja pasar unos días. Si el antojo pasa no necesitabas comprarlo simplemente.

 

 

Visualiza

No se trata de sentarte en posición de loto, rezar om y quemar incienso. Simplemente antes de dormir, sueña, imagina como sería tu vida libre de esa deuda, teniendo dinero para pagar tu primea casa, dándote esas vacaciones que mereces. En la mañana haz lo mismo, lee tu visualización y empieza con más energía el día.  Es un poderoso ejercicio que te mantiene enfocado en tus metas financieras.

 

 

En resumen

  • Crea hábitos de acuerdo a tus prioridades y necesidades.
  • Escribe tus metas, tu ideal de vida y como imaginas el futuro una vez hayas incorporado este hábito a tu vida.
  • Empieza estableciendo pequeños rutinas diariamente y ve aumentando poco a poco. Recuerda  la fábula de la  “Liebre y la Tortuga”, la tortuga va lenta pero segura.
  • Rodéate de personas que sean un apoyo en el seguimiento a tus nuevos hábitos.
  • Mente positiva.

 

habitos financieros


5 Comments

Sandra de la borda · septiembre 27, 2018 at 2:07 pm

Excelente gracias por los consejos. Los necesito porque tengo deudas y me serviran

como dejar de fumar · febrero 1, 2019 at 6:21 am

Esto es ¡genial! No he leído algo como esto en mucho tiempo . Es agradable encontrar a alguien con algunas ideas propias sobre este tema. Este sitio web es algo que se necesita en la blogoesfera , alguien con un poco de originalidad. Un trabajo útil para traer algo nuevo a la red. Gracias de todos lo que te leemos.

agustina · abril 21, 2019 at 9:51 pm

Hola, yo todavía soy chica estoy en la facultad estudiando arquitectura, y estoy creando un pequeño negocio, me dedico al arte corporal (básicamente soy tatuadora) y todo el tiempo estoy leyendo textos como este para alentarme a ser auto suficiente, en base a mi negocio, y necesito mas que nunca esta clase de ayuda para controlar gastos y tener mis metas claras, para poder avanzar. En resumen gracias por el aliento me ayuda mucho.

    Maria T · abril 22, 2019 at 10:14 pm

    Hola Agustina! Muchas gracias por tus palabras! Que bueno que desde ya estés enfocando tu horizonte económico y estés en busca de la libertad financiera! Así podrás lograr la vida que sueñas sin esperar a jubilarte! Te deseo muchos éxitos con tu negocio!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *