CÓMO SALIR DE DEUDAS

Published by Maria T on

como hacer para salir de deudas

Vivimos en una cultura de las deudas. Creemos que hay cosas que solo podemos conseguir a través de préstamos. El problema viene cuando tenemos tantas que no sabemos cómo salir de ellas o cuando caemos una y otra vez en ellas.

Yo soy enemiga de las deudas aunque tenga una. La diferencia es que mi deuda se paga sola, es decir produce dinero. Te preguntaras cómo. Simple, poseo un préstamo hipotecario de una casa que compré. Como está rentada, este dinero paga la cuota mensual.Tengo la deuda pero no es un dolor de cabeza para mí.

Pero sé que para muchas personas no es así. Quizás tú también tienes deudas adquiridas por otros motivos: compras con tarjeta de crédito, emergencias, salidas con amigos,invitaciones de última hora, etc.

Siempre he dicho que las deudas te roban tranquilidad y dinero. Tranquilidad porque vives en una inestabilidad constante, tienes la presión de los pagos más tus otras obligaciones. Te roban dinero porque debes pagar un interés muy alto. Al final habrás pagado el doble o el triple de lo que te prestaron. Tu dinero entonces está trabajando para otro.

Para salir de deudas necesitas de un plan donde organices tus gastos de manera tal que puedas hacer abonos extra y pagar antes del plazo final. Este plan debe tener en cuenta muchos factores: la cantidad y valor de tus deudas, tu situación financiera actual y tus metas financieras a futuro.

Vamos a analizar en detalle estos factores para que puedas crear tu plan maestro que te permita vivir libre de deudas.

 

¿Por qué debes liberarte de tus deudas?

Cuando compraste eso que ahora debes, no lo hiciste con tu dinero. Alguien más te prestó esa platica.Al adquirir el compromiso de un pago la deuda te posee, te has convirtiendo en una especie de esclavo de los pagos, las cuotas y los intereses.

Al caer en la tentación de las compras has cedido tu libertad para disfrutar tu dinero ante el banco, la tarjeta o quien te haya prestado. Luego, el dinero que ganas no lo estas usando para tu propio beneficio sino para quizás enriquecer a alguien más. ¿Así como puedes empezar a disfrutar de lo ganas?

Lo primero entonces que debes hacer es tomar conciencia de que el dinero que ganas ya no es para ti sino para alguien más, que quizás le dará un uso mejor del que tú le das. Para salir de allí necesitas de un plan. Este es el paso a paso que debes seguir para atacar tus deudas de una vez por todas:

 

1. Concientízate de cuánto debes.

Ahora que tienes claro la importancia de vivir libre de deudas, necesitas tener una visión global de tus préstamos.  Solo a través de la visualización de tu estado actual podrás determinar estrategias de pago. Toma una hoja de Excel o papel y lápiz y escribe los siguientes datos:

  • Persona o entidad a la que le debes.
  • Cantidad adeudada.
  • Cantidad a pagar periódicamente o cuota mensual. Si tienes un paga-diario o gota-gota multiplíca lo que pagas por los treinta días del mes.
  • Tiempo en el que se supone terminas de pagar la deuda.
  • Intereses de pago.
  • Motivo de la de la deuda. Esto es muy importante porque te permitirá entender las causas de tu endeudamiento y prevenirlas en el futuro. No te sientas culpable ni te des látigo, es una experiencia de cual vas a aprender.

Si posees varias deudas puedes hacer un cuadro listando cada deuda. Suma cuanto debes en total.

 

2. Revisa tu capacidad de pago.

Como ya tienes tu cuadro bien organizado vas a sumar el total que debes pagar mensualmente. Compara el total con el resto de tus obligaciones mensuales: renta, alimentación, pensiones, etc. Para ello es bueno que ya tengas listo tu presupuesto. Si aún no lo tienes puedes revisar mi artículo 4 pasos para ordenar tus gastosSi tus deudas sobreasan el 30% de tus gastos es probable que no seas capaz de cumplir con tus pagos a tiempo. Es muy importante que sepas cuanto debes y puedes pagar cada mes lo que te permitirá analizar cuanto de tus ingresos se llevan las deudas y ser consciente de que, el mismo dinero invertido en algo más productivo, estaría cambiando tu vida drásticamente.

 

Como ya tienes tu cuadro bien organizado vas a sumar el total que debes pagar mensualmente. Compara el total con el resto de tus obligaciones mensuales: renta, alimentación, pensiones, etc. Para ello es bueno que ya tengas listo tu presupuesto. Si aún no lo tienes puedes revisar mi artículo  4 PASOS PARA ORDENAR Y MANEJAR TUS GASTOS  Si tus deudas sobreasan el 30%de tus gastos es probable que no seas capaz de cumplir con tus pagos a tiempo. Es muy importante que sepas cuanto debes y puedes pagar cada mes lo que te permitirá analizar cuanto de tus ingresos se llevan las deudas y ser consciente de que, el mismo dinero invertido en algo más productivo, estaría cambiando tu vida drásticamente.Como ya tienes tu cuadro bien organizado vas a sumar el total que debes pagar mensualmente. Compara el total con el resto de tus obligaciones mensuales: renta, alimentación, pensiones, etc. Para ello es bueno que ya tengas listo tu presupuesto. Si aún no lo tienes puedes revisar mi artículo 4 pasos para ordenar tus gastos.  Si tus deudas sobreasan el 30% de tus gastos es probable que no seas capaz de cumplir con tus pagos a tiempo. Es muy importante que sepas cuanto debes y puedes pagar cada mes lo que te permitirá analizar cuanto de tus ingresos se llevan las deudas y ser consciente de que, el mismo dinero invertido en algo más productivo, estaría cambiando tu vida drásticamente.

3. Convierte tus deudas en una prioridad.

Una vez tengas el panorama completo de tus finanzas con tu presupuesto y tu lista de deudas, toma consciencia de la importancia de vivir libre de préstamos.Comprende como ese mismo dinero podría hacerte más feliz o acercarte a la vida de tus sueños si se quedara contigo y no en las manos de otro. Y aunque sea una verdad dolorosa, ten la completa seguridad de que puedes deshacerte de ellas siendo fiel a un plan.

 

CREA TU PLAN PERSONALIZADO PARA SALIR DE DEUDAS AQUÍ. 

 

4. Prioriza.

Los tres primeros pasos te han ayudado a entender tu situación actual. Ahora vas ordenar tus deudas de mayor a menor y vas a decidir si vas a empezar pagando la deuda más alta o la más pequeña. Si deseas sentirte motivado, empieza con la deuda más pequeña. Este es el famoso sistema Bola de Nieve. Al ser las cuotas más reducidas podrás realizar pagos extraordinarios más grandes y salir de ella mucho más rápido reduciendo el tiempo de su pago.

Si por el contrario deseas dejar de pagar intereses o cuotas altas empieza con las más grandes, como en el sistema Avalancha. Personalmente prefiero este segundo método porque, al hacer las cuentas, se pierde menos dinero. Puedes empezar analizando los intereses por el tiempo si deseas tomar una decisión más objetiva. Compárala a la luz de tu presupuesto y tus necesidades básicas. Tomará más tiempo pero estarás ahorrando dinero. Además como es la carga más pesada,aliviará tu presupuesto más rápidamente.

Otra opción que puedes considerar es la unificación de tu deuda. Si por ejemplo posees varias deudas en tarjetas de crédito, investiga que bancos están dispuesto a comprar tu deuda. Los préstamos bancarios tienen intereses más bajos que las tarjetas de crédito por lo que tienes una sola  deuda y pagas menos.Si tienes múltiples compromisos bancarios, esta puede ser una buena opción.  Visita tu banco y otras entidades y analiza cual oferta es más beneficiosa para tu bolsillo. Si decides hacerlo, igual puedes aplicar este paso a paso.

 

 

5. Establece un tiempo de pago.

Teniendo claridad que deuda deseas atacar, vas a establecer un tiempo determinado de cancelación total del préstamo. A la luz de tus ingresos y presupuesto decide que cantidad extra vas a invertir mensualmente como abono. Establece este tiempo y cantidad en tu calendario como te lo enseño en Tu Mejor Año Financiero. Este paso es muy importante. Si tu pago no tiene fecha en tu calendario no habrá plan ni estrategia. Esto me ayudó mucho pagando mi primera casa. Tomé como plazo máximo cinco años, dividí lo que debía y establecí una cantidad para hacer abonos periódicos.Para mi sorpresa, pagué  en cuatro años, ¡uno menos!, gracias al poder de la planeación.

 

6. Actúa.

Una vez decidas cual deuda “atacar” primero, comienzas a abonar según tu plan. Con las demás deudas seguirás pagando la misma cuota. Una vez la primera deuda este paga, aplica el mismo procedimiento para segunda en tu lista, la tercera y las demás.

 

7. Decide de dónde saldrá el dinero.

Creo que esta es la pregunta del millón y la respuesta está en tu presupuesto. Para ello debes tomar dos acciones fundamentales:

Gastar menos: Analiza que gastos debes recortar, cuales no son tan necesarios en estos momentos, que compras puedes posponer o simplemente eliminar de tu presupuesto actual.

Ganar más: si al hacer el análisis de tus gastos ves que te hace falta dinero o deseas acelerar el proceso, debes buscar un ingreso extra que te permita hacer abonos. Debes ser muy cuidadoso en no gastar este dinero extra y destinarlo única y exclusivamente a tu deuda, de lo contrario seguirás en las mismas. Yo por ejemplo, obtuve un trabajo extra los sábados y dos días en semana en la tarde.Fue algo fatigante, pero me ahorro dinero a largo plazo y, de hecho, me hizo ganar más. Para conocer más estrategias de cómo hacerlo te invito a leer Como pagar deudas rápido.

 

 

8. Utiliza las ganancias inesperadas.

Una manera de acelerar tu proceso de pago es usar cualquier dinero extra que llegue como abono. Si recibes bonos, cesantías, liquidaciones, herencias, etc, úsalas para este fin. Recuerda que tu meta ahora es salir de deudas, entre más rápido mejor: más tranquilidad  más dinero y más probabilidades de vivir la vida que sueñas.

 

 

9. Evita más deudas.

Sería muy contradictorio hacer un plan de pago de deudas para seguir cayendo en la misma trampa. Quizás mientras alcanzas esta meta debas dejar de comprar ciertas cosas, salir a menudo o tomar cerveza. Pero es solo un sacrificio por un tiempo. No va a ser así toda la vida. Estas aquí para detener el ciclo de la deuda así que toma acciones contundentes para pararlo. Guarda las tarjetas en casa, crea un mes sin gastos y evita tus detonantes de compras como salidas constantes al centro comercial, suscripciones a ofertas, etc.

 

10. ¡Celebra!

Una vez hayas conquistado el pago de una deuda, date un pequeño premio, esta asociación positiva a tus acciones te permitirá seguir adelante más motivado y seguro de ti mismo.

 

Revisa constantemente.

Ningún plan es perfecto y puedes flexibilizar en lo que no funciona. Revisa tu plan cada mes y analiza tu progreso. Haz ajustes donde sea necesario y siempre ten claro tu propósito. También es importante que tus gastos cotidianos estén bajo constante supervisión porque son un factor clave a la hora de poder pagar más rápido. Utiliza un presupuesto y siempre ten muy claras tus prioridades de vida.  No creo que consideres justo ni razonable, seguir pagando miles en intereses por una cartera o auto que en última instancia no definen quien eres ni que tan feliz te sientes.

Recuerda que este es un proceso que lleva tiempo pero eso no significa que sea imposible. Si tienes claro el porqué deseas salir de tus deudas hacer ajustes en tu vida financiera será más fácil. Piensa en los efectos positivos que una vida libre de deudas tiene. Cree que es posible lograrlo y lo lograrás.

 

¿NECESITAS AYUDA PARA SALIR DE DEUDAS? COMIENZA AQUÍ

 

 


3 Comments

angela · diciembre 11, 2018 at 10:38 am

Me encanta tus ideas me sirvieron de mucho!!!! gracias

    Maria T · diciembre 11, 2018 at 9:34 pm

    Hola Angela!! Gracias!

Laura Y Gonzalez · diciembre 12, 2018 at 9:22 am

Genial!!! Empezaré!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *